Make your own free website on Tripod.com

Escribeme
| Portada | Agregar a favoritos
Sobre el aborto 
.Contenidos recopilados por ELIZABETH (c) 2002

 EL ABORTO
Nuevo!
Diciendo adiós antes de poder decir hola

Aborto

La pérdida de un embarazo es un término que se utiliza para referirse a una pérdida temprana que también puede darse en el embarazo ectópico o en la terminación de un embarazo.El aborto es común; se estima que un 20-25% de los embarazos terminan con una pérdida, generalmente en la forma de aborto.

Este artículo está escrito en base a experiencias de muchas mujeres y sus familias que pasaron por un aborto.

   
La pérdida de un bebé tiene un gran efecto en los padres. El impacto no necesariamente tiene que ser menor porque el bebé es muy chico y técnicamente se lo llame aborto. Se requiere, de todas maneras, de un duelo. Este artículo es para los padres, sus familias y amigos que están cerca de un caso de aborto

Aquellos que pasaron por un aborto sienten que el tema es tabú y que hay muy poca gente con la que pueden hablarlo.

Aunque tengas una buena atención médica, puedes no darte cuenta que cuando vuelvas a casa tal vez llores la muerte de tu hijo por semanas, meses o años. Te estarás preguntando por qué te pasó a vos, que pasará con futuros embarazos y si los miedos son infundados.

Para algunos, la información contenida en estas páginas puede ser angustiante. Sin embargo, para aquellos que están buscando respuestas, estos datos los pueden ayudar a encontrar algunos datos. Muchos adquieren conocimientos que aunque nos sean placenteros, muchas veces, es mejor que no saber.

Los padres que pasaron recientemente por un aborto o tienen miedo que el embarazo esté por perderse tienen sentimientos muy profundos. La pérdida temprana de un embarazo significa no sólo la pérdida de ese embarazo sino que también la pérdida de los sueños de ser padres y las esperanzas futuras. Pueden sentirse solos, que nadie comprende lo que les está pasando.

Cada aborto es una pérdida y cada uno la vive diferente. Las reacciones van desde una experiencia poco significativa a un evento devastador. Es importante darse cuenta que no hay una forma correcta o incorrecta de reaccionar frente a esta situación. Espero que esta información les permita entender mejor las emociones por las que pueden pasar.

A veces, los padres describen una gran expectativa y arraigo al bebé desde muy temprano en el embarazo, incluso a veces antes de la concepción. Cuando el bebé muere, muchos padres sienten que perdieron las esperanzas, los planes y los sueños que tenían para el futuro.

Sentirse triste y vacío en este momento, es normal y entendible. Puedes sentirte que los demás no comprenden por lo que estás pasando y que estás sola en tu duelo. Nuestra sociedad no incita a las mujeres a hacer un duelo luego de un aborto y tampoco reconoce que significa la pérdida de sueños y esperanzas. Es por eso que muchas mujeres sienten que tienen que esconder su duelo y que sus sentimientos son anormales.

¿Qué es un aborto?

Un aborto ocurre cuando el útero expulsa el 'producto de la concepción' antes de las veinte semanas de embarazo. En términos simples, esto significa que un aborto es la terminación no planeada de un embarazo antes de que el bebé pueda sobrevivir. En Australia, se considera hasta las 20 semanas de gestación. Según los números del Australian And New Zealand Journal of Obstetrics And Gynaecology de 1986, la incidencia de aborto es de uno cada siete embarazos, pero probablemente esta cifra sea mayor porque muchos abortos pasan desapercibidos o no se reportan. Se estima que uno de cada cuatro mujeres que se embarazan tendrán uno o más abortos. Cerca del 75% de los abortos ocurren en las primeras 12 semanas de embarazo.

Un aborto inducido es la terminación voluntaria y programada de un embarazo. A veces es necesario por condiciones médicas de la madre o del bebé.

Un huevo muerto y retenido es cuando no se desarrolla el embrión y el saco gestacional queda retenido en el útero.
Un aborto incompleto es cuando parte de los restos placentarios quedan en el útero.
Feto muerto es cuando muere luego de las 28 semanas.
Muerte neonatal es la muerte de un recién nacido que vivió un máximo de 28 días.
Una amenaza de aborto es cuando hay pérdidas por vagina y el sangrado dura días o semanas. La cantidad de sangre perdida varía enormemente. En caso de pérdidas es recomendable consultar al médico o a una clínica. A medida que el embarazo progresa la madre produce gran cantidad de sangre para nutrir al bebé. La pérdida repentina de sangre y la aparición de dolor pueden causar angustia y miedo en la madre y su pareja
Una amenaza de aborto puede terminar en un aborto aunque, si los síntomas se frenan el embarazo continúa.

Si el aborto ocurre antes de la séptima semana, puede no necesitarse hacer un raspado. Pero si la mujer tiene un aborto incompleto, se debe realizar un raspado para evacuar los restos que no se expulsaron espontáneamente y quedaron en el útero.

Una dilatación y curetaje, o D & C, como son las siglas en inglés, es una operación que se realiza con anestesia general donde se raspa y se evacúa al útero.

Mientras estás en el hospital, puede que tengas dudas y preguntas sobre lo que pasó. Pregunta al staff de gente que te asiste todo lo que necesites saber. Es mejor preguntar todo que irse a casa con preocupaciones y preguntas sin contestar.

¿Cuando se produce el aborto?

Cuando hay una amenaza de aborto hay muy poco que la madre, el padre o incluso los médicos puedan hacer para cambiar el rumbo. Es un momento de incertidumbre y ansiedad porque es cuestión de esperar, deseando que los síntomas desaparezcan y que el bebé siga vivo y creciendo. Los sentimientos de miedo, culpa y tristeza son muy fuertes y los padres buscan una explicación a la aparición de los síntomas.

A veces, se realiza una ecografía abdominal o vaginal para determinar si el cuello está abierto o cerrado y si los latidos del bebé están presentes. Si se comprueba que no hay latidos fetales o que el cuello está abierto, el aborto es inevitable o ya ocurrió.

Esperar un aborto que es inevitable puede ser muy angustiante. Es difícil saber que una está llevando dentro un bebé muerto y tratar de anticiparse y prepararse para realizar el raspado.

El aborto puede desencadenarse luego de una amenaza de aborto o ser repentino, sin previo aviso. Cuando hay un aborto, éste puede ser completo, incompleto o pasar desapercibido.

¿Qué es lo que pasa?

Hay muchas causas de aborto como ser una infección, un disbalance hormonal, problemas con la implantación o la placenta. Generalmente, el problema se desencadenó con la concepción y el feto no se desarrolló apropiadamente. Es raro que el aborto ocurra por algo que uno hace o deja de hacer.Para la mayoría de las mujeres la causa del aborto no se va a saber, incluso luego de muchos estudios. Muchos padres se sienten frustrados cuando no se puede encontrar una causa del aborto.

Algunas de las causas de aborto se enumeran a continuación:

Embarazo anembrionado: A veces el óvulo fertiliza pero luego no continúa su división celular. El test de embarazo da positivo y se forma un saco, a pesar de que no hay bebé. El aborto ocurre entre las siete y doce semanas.

Cualquier enfermedad severa o mal controlada: Las enfermedades como el hipotiroidismo y la diabetes, si no están bien controladas, pueden producir un aborto, aunque es raro.

Incompetencia ítsmico cervical: La incompetencia ítsmico cervical es cuando el cuello no puede retener los contenidos del útero en su lugar y hay una dilatación del cuello sin dolor, generalmente luego de la semana catorce.

Defectos cromosómicos o anormalidades: La mayoría de los defectos cromosómicos o anormalidades ocurren de manera azarosa y, en la mayoría de los casos, no se diagnostican.

Trauma directo: Un trauma severo y directo en el abdomen inferior puede dañar al útero y a la placenta.

Mola hidatidiforme o embarazo molar: En raras ocasiones, la placenta se desarrolla como una estructura llena de vesículas. Los síntomas de embarazo están a pesar de que no hay bebé. En contados casos, se puede desarrollar un cáncer luego de este tipo de embarazo.

Problemas inmunológicos: A veces el sistema inmune de la madre no produce los anticuerpos necesarios para prevenir el rechazo al bebé.

Trauma indirecto: Los ejemplos de trauma indirecto son los problemas cardíacos, una pérdida importante de sangre o un shock.

Infecciones: Infecciones por listeria, toxoplasmosis y otros pueden llevar a un aborto.

Anomalías uterinas: Algunas mujeres nacen con el útero de una forma particular que las hace más propensas a tener abortos.

Embarazo ectópico: Un embarazo ectópico es aquel que se desarrolla fuera del útero, generalmente en las trompas de Falopio y ocasionalmente en otras partes de la pelvis. Esto produce sangrado, dolor abdominal y disconfort en la madre. Algunas mujeres no se dan cuenta que están embarazadas hasta que se diagnostica el embarazo ectópico. Los síntomas están generalmente presentes a las ocho semanas de embarazo. Si los síntomas están presentes, consulta al médico porque un embarazo ectópico no tratado pone en riesgo la vida.

Se necesita una cirugía para sacar al embarazo ectópico y a veces, cuando la trompa está rota, debe removerse también. El médico dirá el tiempo que se requiere para recuperarse de la cirugía.

Muchas mujeres se preguntan si podrán volver a quedar embarazadas si se les extrajo la trompa de falopio. Como las mujeres tienen dos trompas, es posible que se embaracen si no hay otra complicación. Sin embargo, el doctor dirá los resultados de la cirugía y los posibles problemas asociados al mismo.

Aborto recurrente

La mayoría de los médicos no investigan las causas de aborto luego del primero pero luego de dos abortos, se realiza un análisis genético del material del raspado. En los casos de tres o más abortos seguidos, los médicos lo llaman aborto recurrente o habitual. Luego de tres abortos, las chances de tener otro aumentan significativamente. La causa de aborto recurrente muchas veces no puede identificarse, sin embargo, puede ser beneficioso consultar a un genetista para hablar de los abortos anteriores y evaluar la fertilidad futura.

Puede haber tratamiento de algunos problemas. Esto incluye la cirugía para corregir las anomalías uterinas, suplemento hormonal, un cerclaje cervical en la incompetencia ítsmico cervical y el tratamiento inmunológico. En la mayoría de los casos, no se encuentra una causa y no hay un tratamiento específico.

Para las mujeres que han tenido muchos abortos, cada embarazo trae aparejado esperanzas junto con miedo a otra pérdida. A menudo el miedo no se va hasta que el embarazo progresa a la edad gestacional en que se perdió el embarazo anterior e incluso después puede ser difícil relajarse y confiar que todo va a andar bien.

Luego de un aborto

Hay varios procedimientos y opciones luego de un aborto temprano o tardío.

Dilatación y curetaje (D & C): Luego de un aborto puede ser necesario realizar un raspado uterino evacuador. Esto es así porque hay un riesgo de infección si se dejan los restos placentarios dentro del útero. Este procedimiento es corto y se realiza con anestesia general. Se dilata el cuello y se raspa la capa interna del útero. Pueden sacarse los restos por succión.

Anatomía patológica: Cualquier tejido que se extraiga se analiza por un patólogo para poder determinar la causa del aborto.

Mirar los tejidos que se extraen: Luego del aborto algunos padres quieren ver los restos que se extraen del útero. Si ese es tu caso, háblalo con el doctor antes del raspado.

Tamaño y apariencia del bebé: El tamaño del bebé va a depender del tiempo que estuvo creciendo y las condiciones médicas del caso. La apariencia del bebé va a depender del lapso de tiempo entre la muerte del bebé y el aborto, de alguna a condición médica en particular y/o la forma de evacuación. Sin embargo, un bebé con un desarrollo normal que es abortado a las doce semanas tiene aproximadamente 7-9 cms de longitud mientras que a las 16 semanas tendría aproximadamente 16-18 cm de largo (cerca del tamaño de una mano de un adulto). En caso de querer verlo, hablen primero con los médicos de lo que verían.

Aborto tardío: Un aborto tardío es aquel que ocurre entre las doce y las veinte semanas de embarazo. Como con el aborto temprano, se va a tener que realizar un D & C en los casos de aborto incompleto.

Parto: Cuando el embarazo es mayor a quince semanas y el aborto es inevitable, los médicos recomiendan que se induzca el parto. Para estimular las contracciones uterinas se puede utilizar una infusión intravenosa o medicación por vía vaginal. Se debe prestar atención al control del dolor y permitir que la mujer esté con la gente que la puede apoyar en este momento.

A veces, la placenta queda retenida en el útero luego de un aborto. Si esto ocurre, el doctor puede recomendar un D & C. Antes y durante el trabajo de parto, el médico puede dar apoyo e información. Pueden describir como va a ser el bebé y cuanto puede medir.

¿Qué le pasará al bebé?

Salvo que los padres prefieran otra cosa, los bebés van de rutina a anatomía patológica para ver si se descubre la causa del aborto. Algunos hospitales especiales tienen servicios de cremación o entierro para los bebés nacidos antes de las 20 semanas de embarazo. Asegúrense que el staff médico se maneje humanamente con el bebé.

En algunos hospitales, los bebés pueden cremarse. Si los padres así lo desean deben hablar con la persona indicada para cremar o enterrar al bebé.

Es posible tener un servicio religioso. Puede ayudar hablar esto con la asistente social del hospital. Es importante avisar en el hospital lo que quieren hacer con el bebé antes de que lo lleven a anatomía patológica.

Pasar tiempo con el bebé

Ver al bebé y pasar un tiempo con él puede servir para poder expresar tus sentimientos y ayuda a entender la realidad del aborto. Sin embargo, esto es sólo posible si se trata de un aborto tardío.

Dependiendo de la edad gestacional y de las condiciones del bebé al nacer, algunos padres tienen la posibilidad de ver y agarrar al bebé. Pueden sacarle fotografías y tener las huellas palmares y plantares. Pueden elegir que sea bendecido o bautizado en ese momento. Con el apoyo del staff médico, muchas familias encuentran que esto los ayuda a crear un recuerdo de ese bebé.

Elegir ver al bebé luego del aborto es una decisión personal e individual que tiene que tener muchos factores en consideración. Sea cual fuera la decisión, es importante hacer lo que se considere mejor para uno.

¿Estaré en un lugar con otros bebés?

Muchas mujeres no quieren estar cerca de recién nacidos luego de un aborto. Varios hospitales tienen un sector común para maternidad y ginecología por lo que se hace difícil mantener a la mujer alejada de los recién nacidos. Si este tema te preocupa, háblalo con el staff de enfermería que seguro intentarán ver como resuelven el caso.

Lactancia:

Luego de un aborto tardío las mamas pueden producir leche. La leche materna no se produce si el embarazo es menor a catorce semanas.

Las mujeres no pueden controlar las hormonas que estimulan a las mamas a llenarse de leche. Las mamas pueden vaciarse con un abrazo o escuchando a un bebé llorar. Las mamas son muy sensibles al roce lo cual puede doler o ser inconfortable. La producción de leche es angustiante para algunas madres y reconfortante para otras. Algunas mujeres sienten que su leche es el último lazo que tienen con su hijo.

La lactancia puede inhibirse evitando la estimulación mamaria y usando un corpiño ajustado día y noche. El dolor mamario generalmente cede con baños de agua caliente, paños tibios y utilizando almohadas para sostenerse. Alguna que otra vez, es necesario vaciarse las mamas para aliviar el dolor pero esas ocasiones se hacen cada vez más espaciadas.

La lactancia también puede inhibirse con medicación. El médico te explicaría que tomar y como hacerlo. Si la mama tiene un área tensa, caliente y roja probablemente haya una mastitis. En ese caso, hay que consultar al doctor para que haga el diagnóstico e indique el tratamiento adecuado.

La salud de la mujer luego de un aborto

El seguimiento médico es importante para asegurase que el estado de salud es óptimo y que el útero volvió a su estado normal. Este seguimiento debe hacerse hasta las seis semanas del aborto.

Anemia o infecciones: Algunas mujeres que tienen mucha pérdida durante el aborto, quedan anémicas y pueden requerir tratamiento con hierro o una dieta especial. También se debe indicar antibióticos para prevenir o tratar una infección.

Sangrado: El sangrado vaginal generalmente continúa por siete a veinte días, siendo cada vez menor. Es aconsejable utilizar toallas higiénicas y no tampones. Si hay una pérdida o un dolor importante, es necesario consultar al médico.

Relaciones sexuales: El médico te va a decir cuando será conveniente volver a tener relaciones sexuales. Sin embargo, la preparación física no va de la mano con la preparación emocional. Habla este tema con tu pareja para que los tiempos sean iguales para ambos. El amor que se tienen puede expresarse de otras maneras hasta que te sientas preparada para tener relaciones sexuales de vuelta.

Futuros embarazos: Para la mayoría de las mujeres, el aborto es un hecho fortuito. El próximo embarazo probablemente sea un embarazo de término. Al mes o dos del aborto el aparato reproductivo vuelve a la normalidad y, salvo que haya habido una infección, la fertilidad está conservada.

Sin embargo, puede que necesites tiempo para hacer el duelo del embarazo perdido antes de buscar otro. Es normal estar ansiosa sobre lo que pasaría en un próximo embarazo. Demostrar y expresar estos sentimientos y miedos puede ayudar mucho.


1998-2002 Elizabeth. Diseño optimizado para MS Internet Explorer en cualquier resolucion.